Los miedos nocturnos de los niños

Cómo afrontar los miedos nocturnos de los niños

La hora de ir a la cama puede ser complicada para los niños… Entre los dos y los cinco años de edad, es común que el niño tenga miedos nocturnos. En esta edad, la imaginación del niño se desarrolla a toda velocidad y es normal que entre sus fantasías pueda haber cosas que le asusten.

Afrontar los miedos con los peluches de Done by Deer para bebés y niños
Peluches de Done by Deer para bebés y niños

No todo es negativo. El miedo también es parte del proceso de aprendizaje del niño. Nuestro trabajo como padres será ayudarle a separar correctamente la fantasía y la realidad, dándole cariño y comprensión, y potenciando su confianza en sí mismo.

¿Qué causan los miedos nocturnos?

La oscuridad, las fantasías, películas violentas y, desde luego, trastornos en su vida, como una separación de los padres, un nuevo bebé, un cambio de colegio o incluso una mudanza pueden causar temores infantiles.

¿Cómo luchar contra ellos?

En primer lugar, podemos ayudar a nuestro pequeño previniendo sus miedos. Sigue una rutina tranquilizadora antes de ir a dormir: dale un baño caliente, léele un cuento tierno, acompáñale un rato junto a su cama hasta que se duerma… Si tiene algún peluche favorito, puede dormir con él.

Afrontar los miedos con los peluches para bebés y niños de la marca Done by Deer
Peluches para bebés y niños Done by Deer

Por supuesto, hay que evitar que vea películas de terror antes de ir a dormir y no usar como castigo encerrarlo a oscuras ni amenazarlo con el hombre del saco ni similares.

Pero si el niño ha tenido una pesadilla y se despierta asustado y se pone a llorar, no es recomendable encender la luz, porque así reforzamos la idea de que la oscuridad da miedo. Acude a su lado, arrópalo y tranquilízalo hasta que vuelva a conciliar el sueño. Pregúntale al día siguiente sobre sus pesadillas y habla con él abiertamente sobre sus temores, déjale claro que papá y mamá están ahí y le van a cuidar. Lo que sí que hay que hacer es reforzar su valentía, felicitándole cuando supere su miedo.

También podemos usar una luz quitamiedos para que si el niño se despierta en mitad de la noche, no se encuentre con la habitación en oscuridad total.

Una habitación de bebé Bopita y bonita ayuda a combatir los miedos
Habitación bebé Bopita

Y por último, un entorno agradable, una habitación cómoda, bonita y ordenada ayudará al niño a conciliar el sueño con más facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *